Jugar con neuronas

Crea tus propias bolsas sensoriales

 

JUEGO SENSORIAL

InShot_20180123_123916275

Las bolsitas sensoriales son una manera muy divertida para que los niños exploren el mundo sin necesidad de hacer reguero. Estas bolsas contienen objetos escondidos, texturas sorprendentes incluso colores brillantes que harán que los niños se interesen en un juego que despertará su curiosidad.

El juego sensorial tiene grandes beneficios en el desarrollo de lo niños, desarrolla la creatividad y el juego imaginativo que les permite encontrar una nueva forma de expresión, también les ayuda a concentrarse. Por medio de la manipulación de las bolsitas sensoriales están aprendiendo a expresarse mejor, durante esta actividad procura preguntarles si está frío o caliente, es suave o áspero, pesado o liviano, etc. para ayudar a ampliar el vocabulario de los niños.

Materiales básicos:

– Bolsas plásticas de cierre hermético (preferiblemente gruesas como las de congelar)
– Cinta pegante gruesa.

Rellena las bolsitas de acuerdo a los materiales que cada una necesita y recuerda siempre sacar bien el aire y sellar con la cinta pegante.

Jabón líquido y cuentas pequeñas (sencilla de hacer)

InShot_20180123_130058824 Utiliza gel para peinar o jabón líquido y añade cuentas pequeñas. Una bolsita sensorial mágica, el brillo del gel y el movimiento lento de las cuentas dentro del gel es todo un placer.

InShot_20180123_124651655

Las Bolsas Sensoriales pueden llenarse con materiales diversos: gel para el cabello de diferentes colores, arena, shampoo, agua, etc. Y se les puede agregar colorante vegetal, glitter, pequeñas cuentas de plástico o madera, mostacillas, lentejuelas, caracoles de mar… En fin, lo que la imaginación sugiera.

 

bolsas sensoriales

¿Os animáis a crear vuestras bolsas sensoriales caseras?